ARTÍCULOS

¡A ESTIRAR LAS PIERNAS!


06
Sep

Si en tu trabajo pasas la mayor parte del tiempo en una silla frente a la pantalla, los siguientes consejos pueden ayudarte a disminuir el estrés, mejorar tu humor, disminuir la presión arterial, beneficiar la circulación, aumentar la concentración y mejorar tu rendimiento laboral. ¡No es broma! Tómate unos minutos y notarás el cambio:

Al llegar o salir
Si vas en transporte público, bájate unas cuadras antes de llegar a la oficina o a tu casa.

Si usas coche, estaciónalo un poco más lejos. Aprovecha la caminata para poner orden en tus ideas, prepararte para el día o relajarte al salir. Observa el entorno, disfruta este tiempo contigo mismo.

¡Pedalea! De ser posible, usa la bicicleta para transportarte.

Usa las escaleras en lugar del elevador. Si son muchos pisos, sube 3 o 4 y luego usa el ascensor.


Durante el trabajo
Realiza ejercicios de estiramiento cada 2 horas. Cada estiramiento debe durar al menos 10 segundos.
Estira tu cuello moviéndolo hacia la izquierda, la derecha, para atrás y hacia adelante.

Estira tus brazos hacia los lados, luego hacia el frente. Entrelaza los dedos y pon las palmas hacia delante, llévalos hacia arriba. Toma tu brazo a la altura del codo y jálalo para estirar los hombros, repite lo mismo con el otro brazo.

Para estirar la espalda, permanece en tu silla. Arquea la espalda hacia adelante y hacia atrás. Echa un hombro hacia adelante y el otro para atrás y después al contrario. Inclina tu tronco hacia la derecha y luego hacia la izquierda.

¿Quieres guardar la línea? Mientras estás tecleando, contrae los músculos del abdomen.

Levántate de tu lugar y párate sobre la punta de los pies para estirar las piernas.

Durante los ejercicios, aparta la vista del monitor, mira hacia un punto lejano. Al terminar cubre tus ojos por 10 segundos (¡no los aprietes!).

A la hora de comer, prefiere salir en lugar de quedarte a comer en la oficina. ¡Te ayudará a despejarte más!

Siempre que sea posible, camina dentro de tu lugar de trabajo. Da pequeños paseos para ir por agua, por ejemplo.

No olvides ninguna parte de tu cuerpo, ya que el movimiento ayudará a mejorar la oxigenación y evitará los vicios de postura que muchas veces se adquieren al estar sentado por más de 4 horas cada día.

Estos ejercicios son pausas compensatorias preventivas, y no reemplazan a la rutina de ejercicio habitual. ¡Sigue activándote en tu tiempo libre haciendo lo que más disfrutes!

Si tienes alguna enfermedad que te impida realizar esta rutina o te han indicado guardar reposo, consulta con tu médico qué ejercicios sí puedes realizar para combatir el sedentarismo en la oficina.

Ahora sí, ¿qué esperas? ¡A estirar las piernas!


COMENTARIOS

sombra
Nombre

Email

Comentarios

cargando