ARTÍCULOS

CONTROLA HOY LA ANSIEDAD DEL MAÑANA


06
Sep

La incertidumbre nos causa mucho temor, y el futuro está lleno de ella: del qué pasará mañana y qué resultados tendrán las decisiones que estás tomando en este momento. Pero cuando este temor o ansiedad está presente gran parte del tiempo, puede paralizar y afectar tu calidad de vida.

La ansiedad es un estado de intranquilidad, una manifestación de miedo del que no siempre se identifica la causa. Está acompañado por los siguientes síntomas:
Dificultad para decidir y concentrarse
Pensamiento acelerado e ideas desordenadas
Insomnio
Incapacidad para permanecer en un mismo lugar
Náuseas, mareos, dolor de cabeza o de estómago
Temblor y tensión muscular
Sudoración
Si presentas algunos de estos síntomas podrías estar pasando por un episodio de ansiedad.

Presentar ansiedad por el futuro es algo común: cuando tienes una junta o un examen muy importante al día siguiente, es probable que te cueste trabajo dormir y estés todo el tiempo pensando en eso.

Es necesario que realices cambios para disminuir esos pensamientos y así controlar la ansiedad por pensar en el mañana. La clave: intenta estar en el “Aquí y el Ahora”

Sigue la estrategia del AHORA:
Anticipa
Huye de las predicciones
Observa el presente
Sé Realista
Acude con un especialista

Anticipa. No existe manera de predecir lo que va a suceder, sin embargo, modificamos el futuro con las acciones del presente. Si te concentras en lo que estás haciendo hoy e inviertes en un futuro prometedor, tendrás una sensación de control y probablemente las cosas saldrán mejor. Por ejemplo: cambia preocuparte por tu examen del día siguiente por estudiar en este momento.

Huye de las predicciones. Suponer o predecir cómo te irá en el futuro puede generar angustia. En ocasiones, la realidad es más favorecedora, por lo que toda esa ansiedad no tiene justificación. El futuro es incierto y no hay manera de saber lo que va a pasar. Recuerda: “no se puede sujetar lo que no existe”

Observa el presente. Realizar técnicas de relajación o meditación es una excelente forma de mantener tu atención en el presente. Ponlas en práctica con frecuencia. De igual forma, concéntrate completamente en las actividades que realizas, por ejemplo: ahora mismo que estás leyendo, ¿qué sucede? ¿Cómo se siente tu cuerpo?

Sé Realista. Si la expectativa de lo que va a suceder es muy alta, es probable que genere más ansiedad porque tienes que esforzarte más para cumplirla. Si crees que te va a ir mal, los niveles de ansiedad se elevarán considerablemente.Lo mejor es tener expectativas realistas, amplias y con caminos alternos, que sean posibles. También debes ser flexible respecto a lo que buscas para que, en caso de no obtenerlo, puedas tener un par de opciones más.

Acude con un especialista. Si consideras que la ansiedad que experimentas se está saliendo de control, va en aumento, o afecta considerablemente la calidad de tu vida, es necesario que busques la ayuda de un psicólogo o psiquiatra. Te ayudarán a controlarla.

Poner en práctica la estrategia del AHORA te servirá para estar más concentrado en el momento presente, ése en el que la mayoría de las veces no existen motivos para estar estresado o ansiosos. El futuro llegará después, ¡dedícate a disfrutar del aquí y el ahora!


COMENTARIOS

sombra
Nombre

Email

Comentarios

cargando