ARTÍCULOS

INCLUIR ES NUESTRA TAREA


09
Nov

Todo mundo puede sufrir discriminación en algún momento de su vida, por lo que construir una cultura de inclusión es nuestra responsabilidad.

Recuerda que cada persona es única, tanto por sus características físicas, como su forma de pensar, actitudes, cultura, creencias y experiencia de vida; y son justamente estas diferencias las que nos enriquecen como comunidad y favorecen la evolución social.

Existen muchos grupos vulnerables, pero en México -y específicamente en el área laboral-, quienes tienen menos oportunidades son las mujeres, los adultos mayores, las personas con discapacidad, las personas indígenas, las personas en situación de pobreza o quienes tienen una orientación sexual diferente a la tradicional (heterosexual).

La desventaja que tienen estos grupos se origina por diversas causas:

1.- Miedo a lo desconocido: cuando una persona supuestamente es muy distinta, los demás establecen una barrera, ya que no saben cómo acercarse.

2.- Prejuicios y estereotipos: todos esos conceptos limitados o erróneos que muchas veces nos llevan a actuar sin cuestionarlos.

3.- Preferencia hacia grupos uniformes: existe la falsa creencia de que mientras más semejantes seamos en un grupo, mejor podremos entendernos y convivir.

Sin importar si te enfrentas al reto de relacionarte con una persona con una religión distinta, otra orientación sexual, una ideología política contraria a la tuya, un nivel educativo inferior o superior, su condición de salud, o cualquier otra, date la oportunidad de conocer y formar tu propio criterio.

¡La adaptación es una cualidad que se construye con el esfuerzo de dos partes: tú y alguien más!

Inclusion

COMENTARIOS

sombra
Nombre

Email

Comentarios

cargando