ARTÍCULOS

REPROGRÁMATE PARA MEJORAR


08
Nov
Coaching

En medio de este mar de opciones, surge la Programación Neurolingüística (PNL), un método basado en modificar pensamientos, emociones y reacciones conductuales que asociamos a determinados estímulos para cambiar nuestra percepción del mundo y así, mejorar como personas, sin dejar que las emociones le ganen a la razón.

Por ejemplo: Un niño al que cada vez que se equivocaba su mamá le repetía “¡Eres un tonto!” o “Ya hiciste otra de tus tonterías”, crece percibiéndose como tonto o incapaz, asociando los errores con “tonterías”. Al llegar a la vida adulta y enfrentarse a nuevas tareas, tendrá una autoestima insuficiente y se juzgará como tonto cada vez que se equivoque, pues, para él, error es igual a tontería. No puede entender a las equivocaciones como parte natural del proceso de aprendizaje: desde que era niño, fue programado así.

El hombre de nuestro ejemplo puede beneficiarse de la programación neurolingüística si se “reprograma” para entender el error como algo normal que debe afrontarse más que temerse. Pero ¿todos podemos beneficiarnos de igual manera?

Empecemos por comprender que toda técnica de intervención tiene limitaciones. La PNL es eficaz en situaciones muy concretas –como en el ejemplo anterior– pues es una técnica, no una forma de terapia.

Quizá has escuchado hablar de diversas formas de terapia, como la cognitivo-conductual o racional-emotiva, que se apoyan de la programación neurolingüística para alcanzar el resultado buscado. Es importante aclarar esto, pues la PNL por sí sola no es recomendable para tratar padecimientos como una fobia, depresión o trastorno de ansiedad.

Por otro lado, en el terreno de la capacitación, desarrollo de habilidades para el liderazgo y fomento de habilidades sociales, conocer bien cómo funciona y qué es este tipo de programación ha dado muy buenos resultados. Éstas son situaciones muy concretas, que pueden desarrollarse fácil y rápido mediante técnicas que favorezcan el intercambio de hábitos o conductas disfuncionales por otras que nos proporcionen mayor adaptación al ambiente y condiciones que nos rodean, toda la programación neurolingüística.

Dependiendo de las necesidades que se tengan, será la eficacia de esta técnica. De igual forma, te sugerimos que si estás buscando alguna metodología para cambiar aspectos de tu vida, consideres lo siguiente:

1. Encuentra la orientación adecuada: Si buscas desarrollar alguna capacidad o habilidad, busca una metodología de corta duración, que generalmente se brinda en capacitaciones, talleres, coaching o terapias breves. Aquí no es necesario que quien te dé el servicio sea un psicólogo, puede ser también un pedagogo o cualquier profesional capacitado en la técnica con la que trabaja. De lo contrario, si necesitas apoyo para arreglar alguna cuestión emocional, deberás elegir entre las distintas opciones de psicoterapia. Requieres que la persona que te ayude sea forzosamente un profesional de la salud mental (psiquiatra o psicólogo).

2. El valor de la confianza: Recuerda que en este tipo de procesos se trabajan temas muy personales. Es indispensable que elijas a alguien que te haga sentir respetado y seguro. Hay procesos individuales y grupales, por lo que lo más recomendable es que elijas el ambiente en que puedas sentirte más confiado para aprovecharlo al máximo.

3. Se vale preguntar: Por desconocimiento, muchas veces terminamos usando metodologías poco adecuadas a nuestras condiciones o con personas que no cuentan con la capacitación suficiente. El coaching, las constelaciones familiares, y todo lo que respecta a la programación neurolingüística, entre otras, no requieren haber estudiado psicología o una carrera afín para ingresar a la formación. Por eso, en ocasiones ponemos nuestra salud mental en manos de alguien que no está preparado para el manejo de crisis y cuyo abanico de opciones para ayudarnos es muy limitado. ¡Ten mucho cuidado! Lo mejor es preguntar sobre el método, experiencia y la formación de la persona que nos guiará.

No te dejes llevar por el término de moda. Las opciones son muchas, así que si dedicas un tiempo a investigar qué es lo mejor para ti, obtendrás los resultados que deseas.

COMENTARIOS

sombra
Nombre

Email

Comentarios

cargando